Maharaj Narendra Sing, graduado de la carrera de Comercio ha participado de gran cantidad de partidos a nivel nacional en India e internacional.

Extendiende su experiencia jugando en Argentina, Francia, Filipinas, Inglaterra, Alemania por nombrar algunos.

Hoy, embajador de India en la Federación Internacional de Polo cumple con una agenda de gran trabajo, siendo miembro de la familia real y un apasionado del Polo.

Sin duda un jugador con un estilo muy interesante, de tradición militar y nobleza en la sangre.

Creo que la doma natural opera a 3 niveles: el físico, el mental y el emocional. A menos que podamos establecer una unión mutua en los 3 niveles, uno nunca realmente establece una relación recíproca de confianza y respeto entre el jinete y el caballo.

¿Cómo inicia tu vida en los caballos?

Mi pasión hacia los caballos incia en 1997, cuando acompañaba a mi suegro, su alteza el Maharaj Sawai Bwhani Singh de Jaipur al campo de Polo. Él siendo un polista realizado fue mi mentor y mi guía en todo lo quea Polo se refiere. Luego en el 2003 después de haber mirado tantos partidos de Polo en el campo de Jaipur, fui introducido a la 61st Caballería por Su Alteza. Con ellos llevé un programa de entrenamiento riguroso de 6 meses en equitación y polo.


¿Encuentras alguna diferencia en tu estilo de jugar al Polo con otros países en el mundo?

Las reglas y regulaciones bajo las cuales se practica el Polo en todo el mundo son uniformes. Sin embargo la rica cultura y la herencia de Rajasthan le da al juego una intensidad unica en color y forma que lo hace sobresalir cuando se le compara con otros partidos en el mundo. Jaipur en particular, un líder del Polo en India, atrae a miles de espectadores de todos los matices sociales, algo no visto en otras partes del mundo.
¿Hay algún partido que nunca olvides? y ¿porqué?

Justo después de mi entrenamiento inicial con la 61st Caballería tuve la oportunidad de jugar mi primer partido oficial en Jaipur. Fue en el mismo campo donde años atrás acostumbraba mirar otros jugadores practicar Polo. Con la habilidad y la suerte de haberlo ganado, recibí el trofeo en manos de Su Alteza el Maharaj Sawai Bhawani Singh, quien me introdujo a este deporte y constantemente me motivó a tomarlo como un deporte serio. Esto fue en el 2003

Con esta experiencia, ¿Qué le dirías a los jóvenes polistas? ¿Algún consejo?
El Polo es un deporte único, un deporte que engloba la pasión, el glamour, estilo y tradición. Mi consejo para los jóvenes es que se apasionen realmente en este deporte y al mismo tiempo, tomen todas las medidas de seguridad ya que el Polo es un deporte muy rápido y peligroso.

¿Qué puedes decirnos del Polo Mexicano?
Tengo algunos amigos de México que juegan al Polo como Carlos Gracida, su hermano Guillermo Gracida y Guillermo Steta, que los he conocido jugando al Polo y quienes son reconocidos a nivel mundial. Estoy buscando una oportunidad para jugar con ellos en México. Encuentro al polista mexicano extremadamente hábil y tan bueno como cualquier otro jugador en el mundo.

¿Qué marca de mazo usas?

Mi marca favorita es Casa Zappala

¿Qué esperamos del Marahaj en el futuro próximo?
Siendo el embajador ante la FIP por India, estaré atendiendo al Encuentro Anual General de la FIP el 1o de Diciembre, 2013 en Buenos Aires, de igual forma participaré de la celebración de los 30 años de la FIP. Estaré jugando Polo durante mi estancia en la Argentina y asistiré al Abierto Argentino de Polo.

¿Tiénes planes de visitar México?

Si tengo la oportunidad me gustaría visitar México y jugar con sus grandes y eminentes polistas, también explorar las posibilidades de un intercambio cultural entre nuestros países a través del medio del Polo.

¿Qué relación espiritual crees que tienes con tus caballos?

Creo que la doma natural opera a 3 niveles: el físico, el mental y el emocional. A menos que podamos establecer una unión mutua en los 3 niveles, uno nunca realmente establece una relación recíproca de confianza y respeto entre el jinete y el caballo. Sólo creando este tipo de relación el hombre y el caballo se convierten en una sola entidad en el campo de juego. A menos que puedas influenciar a tu caballo mental y emocionalmente, no serás capáz de controlarlo físicamente, en donde el caballo sabe exactamente lo que el jinete quiere.

Si tuvieras que definir al Polo en una sola palabra ¿Cuál sería?

Pasión, es un juego de pasión.

Previous Guillermo Steta - Presidente de la FMP
Next Photoquai - Bienal de fotografía en París